¿Por qué utilizar un bolígrafo ergonómico?

Escribir puede no parecer una actividad agotadora, pero ¡puede llegar a doler! Al sujetar una herramienta de escritura de pequeño diámetro realizamos presiones que potencialmente pueden producir dolor en los músculos de las manos y los dedos. Escribir de forma repetitiva o durante largos períodos de tiempo aumenta el riesgo de dolor pudiendo provocar lesiones, calambres o callos. Un bolígrafo ergonómico está diseñado para reducir las fuerzas que realizamos al escribir.

En comparación con un bolígrafo normal, la parte por donde lo sujetamos es de mayor diámetro, se genera una mayor superficie de contacto facilitando una postura más cómoda de la mano adulta de tamaño medio. Al colocar correctamente la los dedos, minimizamos el estrés y la tensión realizada sobre los huesos, músculos, nervios y los tejidos blandos realizada sobre los huesos, músculos, nervios y los tejidos blandos reduciendo o eliminando en gran medida el dolor y la aparición de posibles lesiones.

Mayor longitud, peso equilibrado y fluidez de la tinta

Existen otros factores a tener en cuenta en el diseño y fabricación de una herramienta de escritura ergonómica:

  • La mayor longitud de la carcasa permite colocar la mano en una posición más cómoda.
  • Su peso ha sido estudiado para que su centro de gravedad esté ligeramente desplazado hacia la zona de contacto para qué la fuerza necesaria para escribir sea menor.

Anti-deslizante

Nuestros bolígrafos, en comparación con un bolígrafo normal, ofrecen una mayor capacidad de anti-deslizamiento, porque:

  • La parte por donde lo sujetamos es de mayor diámetro.
  • Se genera una mayor superficie de contacto facilitando una postura más cómoda.

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para analizar los hábitos de navegación para ofrecerle la mejor experiencia. Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información¹. ACEPTAR

Aviso de cookies